Elecciones generales en España

 

Ganar elecciones en España no significa gobernar

28 abril 2019

 

Por Raúl Pérez López-Portillo

La necesidad de vencer en las elecciones de hoy, en uno de los procesos electorales más inciertos, en la historia reciente de España, no significa que se pueda gobernar si no es con acuerdos postelectorales. Cinco partidos, dos por la izquierda y tres por la derecha, se disputan el favor de casi 37 millones de electores, tras una larga campaña, en busca del voto.

La necesidad del “voto útil”  aumenta la incertidumbre y, sobre todo, la división de la sociedad.  La aparición de Vox, representante del franquismo residual de ultra derecha, disputa al Partido Popular y Ciudadanos, la hegemonía de la derecha, aderezada de radicalismo ultra. Esa posición provocó que los otros dos partidos reclamen el “voto útil”, en un intento por recomponer el espectro social en la derecha.

En la izquierda, los socialistas (PSOE) y Unidas Podemos podrían llegar a acuerdos de gobierno, cerrando el paso a la ultraderecha, pero con el previsible apoyo de partidos menores, conservadores o independentistas, siempre y cuando las encuestas se cumplan, ya que la mayoría de estas, dan la victoria al PSOE, que se verá avocado a recurrir a otras formaciones, menos radicalizadas por la izquierda.