Historias rocambolescas…mexicanas.

 

 

Epistolario

21 junio 2019

Por Armando Rojas Arévalo

MANUEL, en el día de tu “santo”: Morelos es una tierra que me encanta. Buen clima, florida vegetación, mucha tranquilidad (si estás entre altas bardas, mejor), buena gastronomía y grandes amigos a los que ves cada ocho días o cuando quieres, frente a un asador de carnes y una botella de buen vino tinto. Pero, Morelos me fascina más por las historias rocambolescas que teje su clase política.

Las historias de Morelos están entre lo fantástico y lo inverosímil. Historias dignas de la ficción política que ya a nadie convencen, pero divierten. Los políticos locales tienen mucha imaginación para llamar la atención; es una escuela vieja, de aquel México romántico en que los caciques y aspirantes a ello sacaban la pistola, la ponían sobre la mesa del “diálogo” y te decían “ahora sí, vamos a platicar, qué se le ofrece?”, o mandaban disparar balazos a su portón en horas en que nadie puede testificar porque el sueño es profundo y las calles están solitarias.

Digo “rocambolescas”, en honor de Rocambole, un personaje literario, entre aventurero y ladrón gentilhombre, creado por PIERRE ALEXIS PONSON DU TERRAIL, prolífico escritor francés del siglo XIX. Si bien casi olvidada por el público actual, la obra de PONSON DU TERRAIL representa la transición entre la novela gótica y el folletín, y el héroe de ficción moderno de la novela de aventuras. El término rocambolesco es una alusión al protagonista, e indica o señala algo extraordinario o inverosímil. Se dice que una historia es rocambolesca cuando es muy rebuscada e increíble.

EL GOBERNADOR y el alcalde de la ciudad capital del estado están distanciados. El gobernador quería que el alcalde fuera otro y no quiere nada con el que llegó. El alcalde, que se dice amenazado de muerte y cuya fue “rociada” a balazos, dándose el caso de que sólo uno logró dar en el portón, recorre la ciudad en su oficina móvil blindada, ofreciendo audiencias y soluciones. No sé cuánto costó el blindaje de la camioneta ni su adaptación como oficina, pero seguramente fue un buen varo”.El escritorio fue hecho con gran sentido creativo, de tal modo que, en caso de una agresión, el funcionario puede aventarse abajo del mueble y las balas le harían lo que el viento a Juárez.

El alcalde hace lo que puede, porque CUAUHTÉMOC le quitó el balón y lo trae entre drible y drible, haciendo labor de bacheo y repavimentación de calles en Cuernavaca, cuando eso debe hacerlo precisamente el alcalde.

MIENTRAS, grupos del crimen organizado –Comando Tlahuica y Los Rojos- se disputan el control de los servicios públicos de agua en Cuernavaca, según nota publicada por el diario Reforma el domingo pasado (16 de junio, página 4, sección Nacional). Lo del Comando Tlahuica quieren tener el control del servicio, arguyendo que CUAUHTÉMOC se los ofreció; en tanto, Los Rojos dicen que el alcalde se los entregó.

La nota del Reforma, basada en una información que proporcionó la agrupación “Morelos rinde cuentas”, señala que durante la gestión de CUAUHTÉMOC decayó la inversión en infraestructura y funcionamiento de la red hidráulica de Cuernavaca, de ahí las fugas del líquido en toda la ciudad. Tan sólo en 2017 se detectaron y repararon casi 5 mil fugas en la tubería, por lo que la ciudad supera el promedio nacional de litros perdidos.

Doy testimonio de que afuera de mi casa existe desde hace tres años, una fuga que crece de caudal conforme pasa el tiempo, y por más reportes que hago la fuga sigue ahí, como Johnny Walker.

POR OTRA PARTE, la diputada local morelense del Partido del Trabajo (PT), ERIKA GARCÍA ZARAGOZA, fue atacada a balazos la mañana (11.05 horas) del martes, cuando circulaba a bordo de su camioneta blindada en la carretera México-Cuautla, a la altura del poblado de Tetelcingo. El vehículo marca Jeep, modelo renegade, recibió 19 impactos de 9 milímetros, y la diputada sólo sufrió –gracias a su ángel guardián- un rozón de bala en el brazo y crisis nerviosa. Nadie sabe, nadie supo, pero hay versiones de que eso sólo fue un mensaje de sus amigos para que se ponga al corriente con la promesa que les hizo en caso de llegar a ser diputada.

Ante estas historias, ROCAMBOLE se queda pe…rplejo.

Igual la actitud del doctor JOSÉ NARRO, al renunciar al Partido Revolucionario Institucional.  Después de 46 años de militar en el PRI, el ex Rector de la UNAM descubrió que en el PRI hay engaño, simulación y todo lo demás. NARRO dijo que la renovación del PRI es una “mascarada” y que ya todo está dispuesto para que ALEJANDRO MORENO, gobernador de Campeche, sea el presidente de la “nueva etapa” del Partido.

SI ROCAMBOLE viviera, se preguntaría cuándo será la mudanza de varias secretarías de Estado, de acuerdo a los propósitos de campaña del ahora Presidente LÓPEZ OBRADOR.

También tendría la inquietud de saber si AMLO ya se echó para atrás –y eso que no hubo votación a “mano alzada”- en lo de la planta termoeléctrica de Huexca, en donde, por cierto, hay guardias día y noche de gente del EZLN y del nieto de ZAPATA para estar pendientes de cualquier movimiento que dé el gobierno para poner a funcionar la mencionada planta.

LO DE LOS AMPAROS para evitar que empiecen las obras en Santa Lucía es un out que le anotaron a AMLO. Luego vendrán los de Dos Bocas.

 

 

armandorojasarevalo@gmail.com

rojas.a.armando@hotmail.com